Facebook
Instagram

El poder se viste a la moda

[penci_blockquote align=”none” author=”” font_weight=”normal” font_style=”italic” uppercase=”false” ]El poder se viste a la moda[/penci_blockquote]

[penci_blockquote align=”none” author=”” font_weight=”normal” font_style=”italic” uppercase=”false” ]En plenos años 80 el término ‘power dressing’ adquirió gran popularidad. El contexto socio-histórico permitió que las mujeres de aquellos años utilizaran la moda como un instrumento para obtener poder en los círculos empresariales, políticos y de negocios. Hoy, a una semana de las elecciones presidenciales, rescatamos los patrones que se impusieron en ese entonces para proyectar confianza, seguridad y liderazgo.[/penci_blockquote]

Resultado de imagen para moda elegante 2018

Desde tiempos remotos gobernantes y altos mandos han utilizado la ropa para comunicar un estilo, posición, ideales o poder. Y no es de extrañar. “Las personas siempre se visten, incluso en muchas sociedades primitivas y alejadas del mundo occidental que no tienen instrumentos de producción, igual se arreglan para utilizar vestimentas que no solamente tienen relación con el abrigo, sino que dependen de condiciones socio-históricas, de las realidades y problemáticas de una sociedad”, explica Rafael del Villar, sociólogo, semiólogo y profesor investigador asociado del Instituto de la Comunicación e Imagen de la Universidad de Chile.

En los códigos de comunicación la vestimenta es un elemento clave que habla más allá de nuestros gestos, capacidades intelectuales y apariencia física. “La ropa de alguna forma nos antecede, es lo primero que los demás ven de nosotros. Desde ese punto de vista puede ser una herramienta muy poderosa, puede influir positivamente en los demás y de esa forma conducirnos a ciertos espacios u objetivos”, explica el diseñador y columnista de revista Mujer Mariano Toledo.

Bajo esa premisa, en los años 80 se hizo muy popular el concepto de ‘power dressing’, que hacía referencia a cómo la indumentaria puede ser usada como herramienta para obtener poder, especialmente en las mujeres. “La moda ‘moldea’ enteramente la conducta social porque ‘formatea’ el cuerpo para presentarlo socialmente, reglando fuertemente la interacción social”, escribió la semióloga argentina Lucresia Escudero en “La moda, representaciones e identidad”, el primer ejemplar de la revista deSignis, una publicación semestral de la Federación Latinoamericana de Semiótica (FELS) que se puede descargar online (www.designisfels.net).

Poderosa moda

Aunque las raíces de esta forma de vestir las podemos encontrar casi un siglo atrás en el traje de dos piezas que Coco Chanel creó en 1920, y que Yves Saint Laurent siguió pavimentando décadas más tarde con la clásica chaqueta esmoquin, fue a mediados de los 70 en Estados Unidos que se acuñó el concepto de ‘power dressing’.

El término se popularizó gracias al best seller “Dress for Success”, del escritor John T. Molloy, seguido en 1977 por “The Women’s Dress for Success”. En él proponía que las mujeres que desearan elevar su rango o imponer mayor autoridad utilizaran el traje de dos piezas de lana a la medida y en tonos neutros como azul marino o gris marengo, con blusas estructuradas, ya que imitaban al traje masculino, cuyo diseño se relaciona con la autoridad, entendiendo que en esos años la mujer comenzó a ocupar cargos que tradicionalmente ejercían los hombres, fundiendo de esa manera los roles de género.

El concepto adquirió paulatinamente mayor importancia y se transformó en una especie de diccionario de la vestimenta del poder. Hoy, quizás sin ser conscientes, seguimos utilizando esos mismos patrones. “La indumentaria tiene una notable influencia en los procesos psicológicos debido a dos factores: el significado simbólico de las prendas y la experiencia física de llevarlas puestas. Por lo tanto existe una relación directa entre ‘a mejor imagen -entendiendo el entorno y el contexto- mayor influencia”, explica María Paz Blanco, psicóloga y asesora de imagen (www.effortelesschic.cl).

Cortes a la medida, colores neutros y mesurados, tejidos naturales, líneas rigurosas y por lo general telas más rígidas son las claves de este vestuario. “Sutilidad y estructura son los criterios básicos que deben regir en las prendas que visten al mundo de los negocios o de poder para proyectar confianza, seguridad y liderazgo”, concluye María Paz.

El power dressing de hoy

Aunque han pasado más de tres décadas desde que este término se hizo famoso, hoy sigue liderando en la forma de vestir de las cúpulas del poder, los negocios y el mundo empresarial, aunque ahora con más libertades. “Si bien las bases se mantienen, en las mujeres es posible jugar con el color y las texturas. Por ejemplo, una blusa de satén hoy se puede llevar y se ve bonita y elegante”, dice María Paz Blanco.

Los estampados son otras ‘libertades’ que se han permitido entrar a esta rígida estructura, “aunque no cualquiera”, aclara la asesora de imagen. “Un animal print, por ejemplo, todavía queda fuera. Hoy se apuesta más por las líneas o los puntos; recordemos que el power dressing es, por sobre todas las cosas, clásico”, agrega.

El sociólogo y experto en semiótica Rafael del Villar destaca la importancia del accesorio en estos tiempos. “En el mundo actual, posmoderno, con la globalización como fuerza determinante, ya no hay solo un modelo central constitutivo, sino que surgen miles de microculturas, y lo que hace la diferencia es el accesorio. Es un elemento muy importante porque permite dar una identidad propia a un mundo que ya no tiene una sola referencia”, explica.

Hasta los años 80 no existían muchos medios de comunicación masiva, y todos veían los mismos programas. La moda era un referente mucho más universal. “Por ejemplo, tener un diseño de Chanel o YSL daba un espacio y un lugar en el mundo. Y para los que no podían acceder a ellos surgió en las clases medias el prêt-à-porter, prendas que siguen los delineamientos dados por los grandes modistos, pero listos para llevar, y eso estaba determinado por los roles productivos”, contextualiza el especialista, y concluye: “El power dressing fue empleado y originado con otras coordenadas socio-históricas, y hoy las condiciones han cambiado”.

Cómo llevarlo

Al igual que los hombres, las mujeres más poderosas del mundo -ya sea políticas, CEO, emprendedoras, escritoras o actrices- utilizan la fuerza de la moda para reflejar su profesionalismo y para establecer su lugar en la industria en la que desarrollan sus actividades. “Un referente super bueno a nivel internacional es Michelle Obama. Su estilo ecléctico denota una personalidad vivaz, que busca inspirar, mostrar creatividad y su habilidad multitasking. Su vestuario es colorido, versátil y muy femenino”, dice María Paz Blanco, quien también destaca el estilo, aunque más sobrio y clásico, de Hillary Clinton.

powerdressing-1

Otros nombres que figuran en la lista de mujeres que usan a su favor el ‘power dressing’ son Emma Watson, Amal Clooney, la reina Letizia de España, e incluso Olivia Palermo encarnando su versión más fresca. Pero si alguien representa a la perfección el espíritu detrás de este concepto es el personaje de “House of Cards” Claire Underwood. María Paz Blanco nos entrega las claves:

  • Falda: Idealmente rectas y a la altura de las rodillas -o bajo ellas-. Evitar las tubo muy ceñidas al cuerpo o las mini, y también las muy sueltas o largas.
  • Vestido: Entallados a la cintura y sin mucho escote. Se utilizan mucho el escote recto o tipo ‘barco’.
  • Zapatos: El ideal son los tacos, tipo stiletto o taco más bajo como los kitten heels.
  • Cartera: Preferir los bolsos estructurados, no over size, pero de un tamaño en el que, por ejemplo, pueda ir un laptop.
  • Pelo: Es un factor muy importante. Aunque no se busca un look de peluquería, sí tiene que ser pulido. Puede ser suelto, tomado, con ondas, lo importante es que se vea impecable.

[penci_blockquote align=”none” author=”¡Ahora viste con poder!”]¡Hasta la próxima![/penci_blockquote]

Buscar en esta web

Últimos post

Suscríbete a nuestro blog

Sígueme en:

Seleccione los campos que se mostrarán. Otros estarán ocultos. Arrastre y suelte para reorganizar el orden.
  • Imagen
  • SKU
  • Clasificación
  • Precio
  • Stock
  • Disponibilidad
  • Añadir a la cesta
  • Descripción
  • Contenido
  • Peso
  • Dimensiones
  • Color
  • Información Adicional
  • Atributos
  • Campos Personalizados
Comparar
Lista de Deseos 0